Ausente infancia

Una pareja a los ojos mirando, el amor fluyendo en acaricias, el parque repleto de inocencia, corriendo a brazos enamorados. Una pelota sobrevuela su ser, el niño reclama redonda presencia, las flores anunciantes de Primavera adornan la verde pradera. Absorta ante tanta tranquilidad, observa la vida pasar, lentamente detalla cada recuerdo, tatuando cada pincelada degustada. Su mente, volaba a aquel momento, la pelota ya no estaba.

Deja un comentario