Violador

Te han robado

tu lactancia,

pequeño cuerpo

cuenta dolor.

Pétalos tiernos

corrompidos

por el cuidado

de esa vida.

Y tú callada,

no entendías

dagas clavadas

en tu vulva.

El silencio esconde

noches de miedo,

y ahora suda

asco del cuerpo.

No habrá más

peso sobre rigidez,

mente frígida

de sentimiento.

Las esposas

darán cobijo,

su cuerpo putrefacto

vivirá en temor.

Tiene 4 años, en su orina aparecieron espermatozoides. No existe justificación ni perdón a tanto dolor.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s