Entre los brazos de Copernico

El peso del amanecer

se cierne al cuerpo,

espalda posada

plana de pensamiento.

Deprisa vuelan alas,

aspiran Copernicas razones,

¿y si Sol no fuera centro,

uno más girando?.

El centro del Universo

no sé deja ver,

se esconde

en tu infinito.

Bien sabe de planeta,

dónde Dioses

juegan al Ping Pong

con Júpiter y Saturno,

tomándo cerveza

en roja barra de Marte.

Aburridos de ver todo girar

sacan una peonza,

la ponen también a rotar.

La revolución del letargo,

se inclina sobre acantilado,

girando abierta mirada

cielo preso de algodones.

Ella en el mismo eje

de todo este meollo,

quieta y estática

observando locura.

No la ves, yo tampoco,

invisible ante nuestros ojos

se eleva en el sueño

más allá

de las estrellas.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s