Dependencia

Cuando descubres las piezas del puzzle, entiendes que su cuerpo era el único que podía encajar en el hueco de aquella mente.

Comprendes, y dejas fluir la pieza para que por si sola encuentre la parte que le complemente.

Caprichosa presiona sobre la herida una y otra vez sin dejarla sangrar, como si la independencia del ser no fuera suficiente para caminar.

Triste ver cómo zarandea arte entre la telaraña para atrapar a la mosca que busca desesperadamente huir de la soledad.

Sigo mi camino, dejo de observar, la mosca ya ha sido devorada, una vez más.

2 comentarios

Deja un comentario