Canto poético a la vida

Tiempo de parar de correr, pausar el cigarro entre los hombros descuidados.

Tiempo de reír ataques porque van sin fuerza cuando llegan a cuerpo.

Tiempo de vivir con alegría porque lo que reste no sabes de qué mano vendrá.

Vive el presente como si no existiera futuro, vive el presente como si el pasado fuera quemado.

Pero vive, porque ahí sentado los minutos se van, las vivencias se mueren, la gente desaparece y el mundo envejece.

Vive con la fuerza de la rabia y con la perseverancia del amanecer.

Vive el mañana, todo cambia y esa luz aparece bajo armario olvidado.

Vive, porque no hay cosa más bella que sentir respirar cuando un beso dejas escapar.

¡Vive!.

Un comentario

Deja un comentario