El regreso de las estrellas

Hace tiempo que no veía las estrellas, os juro que las sentí y hablé con ellas para que iluminaran oscuridad. Esa noche desperté, escuché las voces de la lejanía, entonces ellas susurraron camino, no es el sendero, está más allá de mi luz, donde duermen los dragones y hablan las cenizas. Y dejé que el viento despeinara alma, miré más allá de la montaña, abandoné la coraza en el borde del olvido y camine ágil como gacela… sin destino.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s