Despedida

Le abandoné sin mirar atrás, dejé lágrimas resbalar. Vacíe los recuerdos, en una bolsa guarde los valiosos, el resto … al contenedor que nos miraba.

Recogí el suelo que tantas veces pisé, todo regresó envuelto en nostalgia a sabiendas de no volverlo a ver nunca más … ni sentir cuerpo volar.

Dormí entre tus brazos cuando desahuciaron amor, abrigaste bajo la lluvia soledad empujada, escuchaste versos escondidos en el corazón.

Y después de todo, otra despedida, otra más, todas se quedan encerradas en ti y yo las dejo allí, solas … buscando olvido.

Un comentario

  1. Te leo, y,hasta siento paz en una despedida. Me encanta el poema.
    Esa tranquilidad y dejar que el tiempo borre recuerdos.

    Besos😘😘😘😘😘😘😘

Deja un comentario