Deseo muerto

Aquel amor extinguido

olía a recuerdo putrefacto,

aniquilado por las zarpas

de los gusanos

deslizándose

por aquel aroma

a cadáver,

extinguiéndose

en una losa de olvido.

Por mucho perfume

que se echara,

aquel deseo

era ya cuerpo muerto.

Deja un comentario