Imaginación asaltada

Aveces los sueños atrapan, quedan encerrados en la palma de tu mano, otras deambulan como zombies de la ansiedad rozando con aliento la cuna de la libertad.

Sólo algunos sorprenden, besan con el susurro de un silbido en los lamentos del imposible, azotando la tranquilidad de la noche.

En ocasiones te miran a los ojos, pervierten hasta saciar sed en aliento y vencer la gelidez del aroma del tiempo ya vencido.

Al regreso, la realidad, otra pastilla para dejar de soñar y el mismo disco de siempre, mientras ese sueño se dispersa de nuevo en olvido.

La noche que viene,
otra oportunidad.

Quizás arrullaré coraza, aunque ya se encargarán de colarse entre imágenes para subirme la tasa por fantasear sin permiso entre tu piel.

Te buscaré en algún sueño errado, perdido entre los miles de sueños que voy olvidando.

Existen personas

incapaces

de recordar los sueños,

otras viven en ellos.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s