Las matemáticas de la estética

Somos segmentos en el mismo camino intentando crear Universo afín, formas de vida buscando nuestro Fi perfecto en un espacio casi perfecto.

Moviendo nuestro cuerpo en el espacio del pensamiento, esperando la belleza de una forma mágica como si el mañana nunca existiera.

Nos encontramos, aquí, en esta foto donde la oscuridad reveló nuestro tesoro y nos dejó a expensas de la concordancia de nuestro ser.

No ves que las líneas nos empujan hacia la matemática perfecta del sentir y nos rodea con sus brazos tras lanzarnos de la fe.

Acaso no es obvio que la percepción habita en los ojos que miran y calculan con su luz nuestro amanecer en los labios de su cuerpo.

Parece ser que no, estela tatuada en blanco y negro embarga recuerdo y sólo quedan unas ligeras líneas entre aquel cuerpo y lo que un día … fuera color.

Ahora, sólo hay posibles combinaciones en un marco en la pared de la somnolencia y los huesos ya no son belleza, sólo son estética en el ataúd de una geometría enterrada.

Un comentario

  1. La sociedad no creo que cambie.Lo has descrito muy bien.
    Así es como estamos,no todos por supuesto.

    Besos😘😘😘😘😘😘

Deja un comentario