Julio entre llamas

Cielo nublado,

ojos esperando,

voces interrumpen

lágrimas rojas.

Humos distantes

corren fulminantes,

entre el aire

expira silencio.

Camina infancia

detrás del tiempo,

lento pasar

rápido sentimiento.

Mi corazón bombea

miles de esperanzas,

rotas en lo debido

ejercido sentido.

Hambre de vida

mira mundo,

sediento

tibio sigilo.

Consigo versar

tras Invierno,

sin dar cuenta

verano muere.

Otoño recorrerá

de nuevo pasillos,

escarchas de vidas

buscando regreso.

Y la luna me mira,

sabe de mi sal,

cuando las olas rompen…

dura verdad.

Un comentario

Deja un comentario