La plaga

Veo tu cuerpo

cubiertos deseos,

todo ser

busca miel.

Impasible al dolor,

dejas camino recorrer,

dejando alas

aspirar dulzura en piel.

Ellas desde la luz

cantan verdad,

yo en la oscuridad

escucho susurros llegar.

Llueve blanca luz,

mojando espalda

vuelta y media

mueve tormenta.

Mañana la cara

del amanecer,

decidirá respirar,

quizás tú piel …

deje de sangrar.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s