El vuelo de las golondrinas

Bajo alas me quedé, como si existiera Universo ante mí, la perfección del vuelo en exquisita geometría dibujando el mejor lienzo en azul cielo. El entrenamiento tenía espectadora, mostraban giros con acrobáticas siluetas, rozando cabeza ¡una y otra!, rotaban en explanada sin miedo en cuerpo. Tiempo terminaba, el vuelo al final del verano debía estar listo. Yo volaba con ellas, las entendía, difícil preparar para tan rápido … el nido abandonar.

Un comentario

Deja un comentario