En un sólo vuelo …

No escucho tus palabras, las veo caminar en tus pies, deslizar por el tobogán de la dudas, correr con pies desnudos.

No oigo lamentos, veo como toalla agarras, desorbitas eje de seguridad para llegar a la meta del alma, apenas sin despeinar memoria.

No insistas en que tome en serio miles de sílabas corriendo por el desfiladero de los miedos, con la prisa de culminar en el fin del respirar.

Te veo, cuando tu reflejo se extingue entre los cristales perdidos en el suelo, y a escondidas agarras manos del abismo.

Huelo tu esencia entre miles de perfumes, deleitando mi boca en el recuerdo del dulce aroma de tu bondad entre las sábanas de una mirada.

Te amo, más que nadie lo ha hecho en toda tu vida, de la manera más pura y delicada que existe en una alma encontrada.

Y lo digo alto, con orgullo versado entre mis poros, con la cabeza alta y así … en la distancia de quién nada tiene y todo encuentra … en un solo vuelo.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s