Proporción de alma

El 80 % de caídas han sido por el 20% de zancadillas, alardeando de haberse introducido en la boca de un tronco, siguen apareciendo pintados para tatuar insignificante momento.

Cuando no hay comida que llevar a boca, eso es porque el 80 restante se han llenado los bolsillos de semillas sin raíces y van dejando migajas, hasta que 20 las recogen y plantan vida donde dejaron muerte.

Si acaso los cielos nublaran y obviaran pedir deseo, es ni más ni menos porque el 80 por ciento de sus humos atraviesan con dagas al 20 por ciento de los sueños, aunque si miran bien … esos sueños con poco … soplan todos juntos y disipan cenizas disfrazadas de algodón.

El 20 por ciento del amor se transforma en el 80 por ciento del amor, ya entiendo… dijo pequeño aprendiz, el amor es el único que entregando sólo una pequeña pizca de harina consigues gran tarta.

Así es, le contesté, me llevé un pequeño recuerdo de aquel sentir y ahora es eterno en este minúsculo y repleto corazón gracias al porcentaje de alma que todo lo dio en un suspiro de nada.

La Ley o Principio de Pareto, también conocida como la Regla del 80/20 (ó 20/80), establece que, de forma general y para un amplio número de fenómenos, aproximadamente el 80% de las consecuencias proviene del 20% de las causas.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s