Noche de Fuegos

La niebla se adentra en el cielo, difumina las luces que guían, confunden los fuegos lanzando prudencia.

Ellas nublan miedos, encienden la primera cerilla, viento apaga, un segundo intento entre pipas y desconciertos asoman nueva respiración.

La llama de aquel amor, oculto en la confusa noche se enciende como luz del último faro parpadeando fuerza, latiendo con los rayos de una esperanza ahora aflorando.

Sale el primer fuego, veloz y voraz en la boca abierta de un corazón tocado de lleno, explotando en miles de sueños.

Cautelas acarician techo engalonado, muestran miles de sonidos que avisaban de que aquellas lágrimas no calmarian jamás esa mirada.

2 comentarios

  1. Triste el final,pero así es la poesía;
    tiene una parte dulce,otra salada.
    Pero me sigue gustando lo que escribes.

    Besos 😘😘 😘😘

Deja un comentario