Mirando a tu cielo

En una mirada la esperanza de sentir sus rayos en la ventana, en mi boca la palabra que acerque sílabas perdidas y abracen sonidos, en aquel sueño el calor de una mañana sobre sábanas de amor.

Y sigo esperando que esas nubes agranden alma y camino despacio con cuidado de no descolocar sonrisas, mientras recuerdo una que se cuela por mi repisa.

Te siento cansado de la jornada de silencios y me arrastro entre ellos con la calidez del caracol cansado, truequetea sentimientos y déjalos volar entre piel, así el cielo nos verá entre las estrellas brillar.

Desnuda cuerpo y déjalo descansar en el abrigo de esta quimera, no tiene dueño y nos permite desear más allá del viento.

Mira al cielo, ¿la ves, me ves?, la vida entre su brisa nos abraza. Y yo añoro colmar de acaricias esta cuna que nos abrasa.

Inspirado en el Mirando al cielo de Enrique.

Deja un comentario