Levantarse

En cruz sobre sábanas,

dejaba heridas manar,

torso ebullia sudor

deslizándose pies.

Sentía las dagas

atravesar piel,

noche anterior

planeó sobre edad.

Ahora desnuda

asumía derrota,

el cansancio

no perdonaba osadía.

Estiraba su cuerpo

para rebuscar

entre las agujas

de su memoria.

Y se levantaba de nuevo,

su cuerpo

la vida no perdona

pobreza del latir.

Un comentario

Deja un comentario