Rota ilusión

Observó la vida pasar ante ella, la misma soledad entre hojas, el mismo sol entre árboles y a lo lejos la cumbre esperando.

Vio como galopaba entre el ramaje y le saludaba brisa, acaso preguntaba con sonrisa ¿dónde se había escondido?.

La muy burlona bien sabía que la correa había burlado y para ronronear en la soledad, pués no era plan ni piedad.

Así, estiró huesos doloridos del querer y comenzó a amar cada parte de si como única, con leggins y sin ellos, con minifalda y sin ella, con carcajada y silencio.

Y ya no dolió.

El amor asaltaba mirada y largaba entre patadas a la ilusión que más que firme había sido pasajera, por creerse tan lista en tal desparpajo del deseo.

Le gustaba lo difícil, pero no lo imposible, así que decidió subir aquella cumbre sola, sin arnés y con la seguridad de que nadie nunca más, iba a poner en duda aquel amor.

2 comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s