La tormenta

Todas las palabras entremezcladas y tú intentando separarlas.

Todos los abrazos en intentos y la prisa desatada.

Ni un sólo beso dado con el alma, todos lanzados al mar del silencio.

El dolor nunca desahuciado y emanando sonrisa para buscar rendija.

La rabia de haber amado y sentir el espacio inmenso entre cuerpos.

Desear lindos instantes cuando los tuvo bajo tejado y con martillo demolió fachada.

El viento corre en contra y ya no hay lucha por imposible corriendo en la lejanía de los brazos en una barra.

Destino espera, y ya ciego camina, no importa nada del pasado en mochila descargada.

Busca en bolsillo, el ticket ya vencido se arruga entre los recuerdos de una mirada.

Ya no existen fuerzas para luchar tormenta.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s