El salto de la ola

Respiro profundamente, otro problema más, sigo esperando la calma del mar en la orilla como si fuera a mojar todo mi cuerpo.

Otro problema más, paro mi cuerpo, mañana será otro día, hoy, nada puedo hacer.

Apago los ojos, me cierno al profundo sueño y los dichosos pensamientos toman el poder de mi boca, ¡solucioname, solucioname! ruegan entre dientes.

Despierto, otra mañana más, tomo los papeles, cuidadosamente los leo y firmo unas sílabas que se contornean dibujando olas, ¡solucioname, solucioname!.

Llego a la secretaria, le doy los dichosos papeles y me dice … está solucionado.

Mis dientes aplauden, firma susurra !buena chica!, otro más, en la orilla … espero mi premio, pero a lo lejos veo una nueva ola … mis dientes y mi firma se preparan … para saltar.

A lo largo del día se solucionan miles de problemas que pasan tensiones a cada parte de nuestro cuerpo cuando dormimos, este poema es un reflejo de ello.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s