El rastro del verano

Olí la hierba seca

humedecida

por la niebla.

Creí ver las huellas

del sol en la arena,

mientras resaca

arrastraba resto.

Busqué en el sueño

pálpito de rayos

atravesando

mi culo blanco.

Al girar mi rostro,

no vi cielo,

sin darme cuenta

rastro difuminaba.

Aún no había recogido

áridos sentimientos,

ni secado las heridas.

No me dió tiempo.

El verano

ante mis ojos,

corriendo

escapó.

Septiembre llegaba

con prisas en un bolsillo,

sueños en otro

y el rastro perdido

de lo no vivido.

Un comentario

  1. Precioso poema.

    Hay frases que me las guardo.
    Por ejemplo la siguiente:

    Septiembre llegaba
    con prisas en un bolsillo,
    sueños en otro
    y el rastro perdido
    de lo no vivido.👏👏👏

    Besines 😘😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s