Historia de un salvamento

En la basura miraba con pena buscando el mar del alma en la cámara que le perpetuaba.

El pulpo con su gesto apoyaba el océano donde buceaba, algas multicolores en un refugio se transformaban, cangrejo despistado entre las rocas se confundía, mientras una estrella guiaba el camino de vuelta a casa, al mundo de la imaginación.

Todo recto decían, pasando el último arco iris, justo escondido en el color más oscuro caía una escalera invisible a los ojos cerrados.

Subieron uno a uno cada escalón, mientras una música sonaba con un Do Re Mi Fa Sol La Si …

¡No podían creerselo!, estaban llegando al cielo, unos niños aparecieron y se subieron a su espalda, torciendo parte del conjunto en el ascenso al paraíso …

Empezó a llover y el mar de cartón empezó a derretir su cuerpo y cada ser empezó a saltar para llegar a la cornisa y tocar la felicidad.

Un salto … y ¡zas!.

¡A salvo! …

El camión de la basura llegó y desvaneció todo un sueño triturando cada centímetro de ilusión, el arco iris se salvó, aún lo llevo en el bolsillo, para poder sacarlo e intentar salvar a otra ilusión tirada en cualquier rincón de esta oscura ciudad.

2 comentarios

  1. Un relato que no deja indiferente.
    Además hace reflexionar.
    Lo primero,salvar,luego ya se verá que hacer.

    Besines😘😘😘😘😘

Deja un comentario