Primer vuelo

Las últimas golondrinas se afanan en aprender, en el vuelo rozan alas contra viento, torpes y felices pían alegría.

Algún día enseñaran vuelo.

Yo, mortal, veo como las edades regresan una y otra vez a llenar los nidos, cuando el frío tirita plumas, agazapan pico y emprenden viaje.

El nido, otro año queda vacío, llena espera de tormentas y rayos añorando el futuro con los restos del presente.

2 comentarios

  1. Me encanta.
    Siempre me he preguntado:
    ¿Cómo saben de un año para otro volver al mismo nido?
    Cuando hace ya unos años que vine a vivir a La Felguera,había un nido de golondrinas. Ellas me anunciaban la primavera. Pues le dió a un vecino quitar el nido. Y ellas no desistian y hacían otro,una y otra vez.Yo las veía desde la ventana y les ponía comida. Cuando ya salían de los huevos piando los nuevos pequeñisnes,se desvían para buscarles comida. Yo para que no tuvieran que volar tantas veces, le ponía una especie de pasta que compraba en la tienda,llevaba todas las vitaminas y nutrientes necesarios.Se lo ponía en un cuenco. Así cada día tres veces.
    ¿Sabes cuál era mi recompensa?
    Ver a los papás traerme a sus pequeños al poyete de la ventana. Así año tras año. Alguna vez se caía alguno y con una escalera grande lo subía, y veía como se iba recuperando. Pero hace dos años le dió por acecharles una pega.
    Siempre iba el macho a buscarle comida a su compañera,porque así no dejaba a los huevos Solos.
    Pues la pega( quizás en otro sitio la llamen de otra forma) les acosaba y, al ser cuatro veces más grande que las golondrinas,terminaba por sacarles del nido y comerse los huevos. Ese año no sólo era reconstruir el nido,tenían que poner más huevos para que salieran nuevas golondrinas.No se me olvidará,tres veces arreglaron su nido y ponían los huevos correspondientes. Pero la cuarta se fueron a buscar otro sitio donde poder tener a sus pequeños. Nunca más volvieron a hacer su nido donde mi casa. Eso sí. Venían a anunciarme la primavera y a revolotear felices delante de mí ventana. Entonces yo tres veces al día,les dejaba la comida especial para que tuvieran
    Fuerza. Las semanas siguientes venía una sola( supongo que el macho para llevarle comida a su amada que estaba incubadora los huevos. Antes de irse pasaba toda la familia a comer por última vez .
    Revoloteaban,piavan,y ya se despedían hasta el próximo año.
    Aún siguen haciendolo. La vida me regala momentos que jamás
    podré olvidar.

    Besines🥰😍🥰😍😘😘😘😘

    Le gusta a 1 persona

    • Regresan siempre donde el amor sobrevivió. A mí me regalan su visita y los primeros vuelos, el albedrío del aprendizaje y la perfecta comunicación en su vuelo. Mucho que aprender de los animales que algunxs califican de no racionales, aveces me pregunto si el-la racional ha dejado de serlo. Besinos amiga mía.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s