Locura en mirada

Mi mirada pluma

mojada por lluvia,

mochila cargada

bajo sol de verano.

Tu mirada evasiva

resguardada

bajo paraguas.

Su mirada perdida

entre escarpadas

montañas,

claman respuestas.

Mía fue ligera

prisa de juventud

para estamparse

en el conocimiento.

Tuya fue la mirada

directa a los fuegos

del deseo.

Suya recóndita

morada espigada

por la cima del mundo.

Nada que denote posesión

puede traer un apiz de amor,

ni miradas son propiedad,

ni montañas dueños tendrán,

la pluma libre vuela,

paraguas plegados

sólo sirven al cansancio.

La plenitud entre fuego arde,

cenizas cuando el vientre tiemble

entre la boca

de un volcán extinguido.

Los pronombres

defienden al nombre

dejando apellidos

en poder de posesivos.

Y ojos siguen virando

cual veleta al mundo

ahora ciego

deslumbra luz.

Un comentario

  1. Me gusta cómo todo lo que escribes y compartes.
    Hoy me quedo con estos versos:

    Nada que denote posesión
    puede traer un apiz de amor,
    ni miradas son propiedad,
    ni montañas dueños tendrán,
    la pluma libre vuela,
    paraguas plegados
    sólo sirven al cansancio.

    Me encanta.
    Besines 😘😘😘😘😘

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s