Caída de Hojas

Aquellos ojos dibujaron un lienzo en el horizonte, se juntaron en miles de abrazos perfilando su reino entre pinturas ideadas en el recuerdo.

Las zarzas de las paletas se juntaban en el viento y el pincel de su mano trazaba con encanto.

Cerrando las ventanas al verano, el Otoño por su cornisa se había colado, viendo grandes ilusiones oteando revoluciones.

La acaricia del sol fundiendo pieles había entonado melodioso cantar, entre lunas azules alguna estrella en mirada escapaba.

Aroma de prisa acariciaba los montones de colores y con sus dedos confundía ramas y manaba sangre.

Chupaba el néctar de su cuerpo, saboreando delicadeza en rojo deseo, mientras la ilusión volaba sobre sus cabezas.

El cenit había empujado amor más allá de lo aparente, más próximo que el deseo y perpetuo en el gemido, sólo la caída de hojas podía traer tanto … en tan poco.

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s