Vida civilizada

La alarma suena en el mundo civilizado, insiste en que tu ser salga del nido y comience a volar, más tú sólo deseas apagar el ruido que del calor te separa, alzas la mano … cinco minutos más, vuelve a sonar y te mete un sopapo al despertar, no quieres, revoloteas de un lado al otro, las sábanas quieren atraparte , tú quieres que te atrapen, pero el ser humano quiere producción, debes ponerte la cadena y caminar por el sendero arrancando la piedra, entonces recuerdas aviso, levantas esposas cavas un hoyo suficientemente grande para cuando el sonido deje de molestar y la eternidad te dé la libertad, antes de terminarlo sentirás que lo que te unía a la vida era una música todas las mañanas a las 06:55, le pondrás letras y la echarás de menos, porque era la señal de que eras útil para tus hermanos, ya no sabes que hacer, te han quitado las cadenas y el cuerpo cansado ya no comprende, el collar tiene la marca en tu cuello, te ha atado a su árbol abandonadx a merced de la moneda.

¿Ya tienes el hoyo?, cuando el reloj deja de avisar comienzas a irte, ya no eres productivo, te han sacado la sangre gota a gota … era roja.

La falta de trabajo y la desesperación por no ser ‘útil’, cada día se tira por el acantilado. El número de desempleadxs siguen en ascenso, no se crea trabajo suficiente y las ‘mascotas’ abandonadas se pierden.

2 comentarios

  1. Está perfectamente explicada la situación actual.

    Hoy también se muere un poco más la cuenca. 111 trabajadores de la multinacional Vesuvio,se van para casa. La cuenca agoniza.
    Y es que dura gracias a los mineros jubilados que mantienen a sus hijos y nietos. El día que falten la cuenca estará muerta.

    Besines 😘😘😘😘

Responder a montsemonblog Cancelar respuesta