El comienzo de la caída

La calma de su luz cae sobre la serenidad de la suave textura, ondean las olas en cueva que ahondan tras un cielo azul que asoma.

Rocas frías esperan el brillo de una mañana absorta en la lluvia del ayer, aún entre sus hojas caen resquicios del verano.

Lloraba el tiempo cayendo sobre espinas, clamando regreso del Otoño olvidado, mientras empiezan a caer sus sueños entre las ramas de la nostalgia.

Bucean deseos donde las algas mecen su cuerpo y las palabras ajenas vuelan sobre el viento del sollozo.

Un nuevo pasar de hojas, regresa al árbol y yo siento que sus hojas lloran la partida de vientres secos por el toque del sol de aquel Invierno.

Un comentario

Deja un comentario