Patera

En su piel aún resiste la niñez,

bajo la timidez del día

sobrevive la furia del ser

que nunca logró zarpar.

Cansados horizontes

esperan sin ojos,

cierran fugaces párpados

el firme de su mirada.

Sus dudas emergen

en el mar sin respuesta,

despliega alas

para salvar alma errada.

La opresión del sentir

al ver la vida fallecer,

construyó un cielo

dónde seguir a flote.

Derribó fronteras

con alegrías caídas,

sin tiempo para regresar

sin reloj para llegar.

Aún llora en la orilla

al ver un nuevo tronco

hacia tierra gritando,

estática ante tibia mirada.

Un comentario

  1. Me gusta cómo expresas un problema tan cotidiano que
    se tendría que erradicar
    con la ayuda de todos
    los gobiernos del mundo.
    Y que aún no entiendan lo que sufren y pasan, sólo por buscar un lugar mejor. Todos/as me dan mucha lastima,pero los niños me superan. Cuando no son en una patera,es una guerra,y estamos
    en el siglo XXI.
    ¡Qué mal repartido está el mundo!
    Y que conste que no me olvido
    de los españoles que pasan
    cada día penurias para sobrevivir.

    En ocasiones me quedo
    pensando…
    en que invierten
    cinco veces más
    en el estudio de silicona
    para ampliar los pechos,
    en alargamientos de penes,
    que en el Alzheimer.
    Al final habrá viejas
    con tetas enormes y,
    viejos con penes de infarto.
    ¡ Y ninguno sabrá para que usarlo!

    Besitos 😘😘😘😘😘

Deja un comentario