Respuesta al alba

Amanece sobre la vejez

una nueva estela se dibuja,

el cansancio aprisiona

lágrimas de la mañana.

Cae el silencio poco a poco

entre las antenas

qué nos guían,

en el duro Otoño.

Los párpados se rebelan,

cierran la noche entre sueños apagados,

despiertan los primeros nidos

en la rareza de la mitad del mundo.

Hoy la vida me ha azotado

entre sábanas me lo ha contado,

hoy la vida desvela montañas

y busca en la tibia soledad

la respuesta al alba.

Deja un comentario