El perdón

Y si en nuestra galaxia caminaran micro pensamientos con grandes patas de errores, despacio en perfecto desorden, respetando los semáforos de la conciencia.

Si los vieras entre tanta gris coraza andar caminos sin pasos hacia el cerebro de madre tierra, no les dejarías de lado, allí abandonados a la intemperie de una neurona falleciendo de aburrimiento ¿los abrazarías?.

No emitirías voces abrazando las estrellas, ni inventarias alienígenos motivos explotando la inmensidad de los pulsos nerviosos de este cuerpo, lanzándolos al olvido del destierro infinito.

Todo en mí, es nada en el Universo de un vacío llenos de ausencias.

Hogar se aleja del corazón y ya no encuentra civilización donde reposar autoconquista de mi cima, perdida continúo la danza, comienzo a perdonarme.

Deja un comentario