El reto

Te reto a amanecer de las dudas, despertar de los abrazos rotos, dormir en el regazo de un instante y soñar en mi sueño.

Te reto, romper el silencio sin escudos, saltar la alambrada del miedo y nadar en el océano de lo imposible, conmigo.

Te reto, asaltar sonrisas a mano desarmada, sin más arma que tu boca y balas en miles de risas, que revivan la presión del latir.

Y quedarte desnudo de pasado en la orilla del futuro con la certeza de que sabrás nadar cada tormenta que día a día romperán nuestras olas.

Te reto.

Deja un comentario