Más allá del amor

Oigo los pájaros

en tu ventana,

te llaman

y no te enteras.

Insisten don,

cierras persianas

ocultas esperas.

Escucho la voz del viento,

en cornisa sediento,

mudas oídos

manta refugio.

Grito mi amor

la puerta se cierra,

fuera espera

ahora desespera.

Veo entre gentío,

me escondo en arrugas

serias acicalan

mirando los surcos

de las heridas.

Ya no espera

ni busca,

en su sentir

lo tiene todo.

Traspasa el umbral

de lo efímero

para abrazar

en su vientre …

lo eterno.

Deja un comentario