La caída de la página

Voltear susurro del humo

una boca abierta al mundo,

volar en esa bocanada

más allá de los pétalos

que caen sin vida.

Así, hoy me siento,

pétalo errado

entre deseos,

cruzando Universo

repleto de calladas sílabas.

Desconocen tormentas

tras rayos lanzados

por tibia mirada,

no saben de ti,

ni tú de ellos.

Flotando entre etiquetas

sienten lombrices

adentrándose en su carne,

y no quieren verse.

Pasan corriendo,

en su huída

sin embargo,

nadie quiere recordar

el paso del ayer.

La vida vuela

en aquel sueño,

y cae sin saber …

otra página de vida.

Deja un comentario