Corazón herido

Si pudiera mi voz llegar tan lejos, limpiar los mares del alma, saciar el hambre de la tierra y ser escuchada por los cielos sordos del mundo.

Si pudiera cambiar sólo uno de esos gestos, arrojar miles de iras al viento y dejar crecer aquello que nace en una sola mirada sobre miles de cegueras.

Sólo, si pudiera, todo valdría la pena y cuando mis huellas borren camino quedaría un mundo donde respirar no duela, la piel libre de alambradas y el sentir escapando corazas de papel.

Marte sería testigo de su fuerza y tú puedes estar con ella, miles de voces son escuchadas, madre llora tristeza, busca pañuelo … seca corazón herido.

Deja un comentario