Eslabón perdido

Pensaron encontrarme recorriendo el contorno del Universo, sollozando regazos del instante, imaginando labios sobre los míos como una simple mirada atravesando versos ahogados.

Negaron la edad de la inocencia y plasmaron la vejez en la tierna edad del todo creer.

El azar deseó que nos cruzaramos en el mismo eje de vida, pero agazapada entre exoplanetas, huí una vez más de tu expectativa.

Dejé migas de estrellas, para que siguieras mi rastro, pero la ceguera humana invadía la lógica … ahora abstracta.

Es obvio, el desconocimiento del buscar una aguja en un pajar, polvo de tormentas en un rayo y un amor entre miles de reflejos te alejaban de mi orbita.

Seguiré jugando al escondite cerca del agujero negro de algún pensamiento, obtusa de medida, versando rota entre el muro de la ilusión, tatuada en lo enseñado bajo pupitres … de desencanto.

El escurridizo Planeta 9 podría haber sido ya detectado, pero los investigadores no saben dónde deben buscar exactamente. El Planeta 9 ha sido descrito como «el eslabón perdido del Sistema Solar».