La senda

Está usted al día, como si el día pudiera ser tratado con cortesía y no hubiera más remedio que conocer las última en cada cielo.

Si supiera que aún queda media vida para poner al día la otra media y encontrar entre las cenizas hogar donde encontrar paz.

Nada es tan difícil como conocer todo de nada y nada tan fácil como ordenar propio cajón antes de ceder espacio al corazón y volver a desordenar armario sin contraseña al nuevo desahucio del alma.

Empiezas a estar tan agusto en el albedrío de tus camisetas, no echas de menos las bufandas que te arropen.

Entonces … ¿será verdad que la senda del marco de tu armario está obsoleto de resultado?.