Viperina razón

Dicen que unas guerras son más importantes que otras, nacer en un mundo hundido es mejor que en un mundo inexistente.

Que los ojos de un charco lloran más que los de al lado, sufriendo mismo castigo del mismo amo.

Dicen que la compasión es buena, actúa y cambia leyes, políticos cesan injusticias, haberlos … ahilos.

Se sienten humanos y ya no sangran sangre, lavan conciencia detrás de cada vitalicio espanto.

Dicen que hay que hacer algo, ayudar a los que luchan luchando como otros murieron y hoy se les oculta en el olvido de los que ahora versan.

¡Ilusos!, no existe compasión de la pobreza que pueda acabar con el odio del que mana, mas que tomando los troncos y dando la forma del viento bajo la brisa de la mañana.

Y aún así, si fueramos manzana, un sólo gajo con opinión compasión y deseo, estaríamos perdidas en la boca de la avaricia de quién voz y aliento expira.

Asi que dime ¿qué hace un gajo como tú en un sitio como éste habiendo miles sin cortar en algún desván del breve pensamiento?.

Ahórrate tiempo, y haz algo más que dar pena como pago de balanza desequilibrada bajo el peso de lo ya hecho, no es carrera para llegar al sueño de tus ojos.

Te lo están sisando silbando mordaces sílabas con la dulce sonrisa de la mentira danzando sobre una noria, y tú ahí creyendo … viperinas razones.