Esperando Enero

Amanecen los primeros rayos sobre mi sueño, te alejas con la ilusión cabalgando entre ciclones.

Las voces apagarán su vela y el silencio invadirá la estancia del año que se acaba.

Mi corazón espera el regreso de las luces de Navidad sobre los altos árboles, mientras, las ramas te buscan en el viento.

No entienden como las hojas caen tan rápido y olvidan el calor del verano.

El hielo se acopla en mis sábanas muriendo Antártida entre las arrugas del alma.

Al amanecer, aparecerá la llegada del Invierno con la frialdad en su paso y la muerte en manos.

Traigo el recuerdo de lo danzado sobre la piel de la sonrisa, cubro con abrazo este Enero esperado.

Calmo las lágrimas de la última sentencia, del corazón que estalla en miles de amaneceres.

Deja un comentario