Noria

Y si el girar de una secadora te contara su verdad en cada giro controlado por el tiempo pagado.

La ruleta rusa volará los miedos de caer en picado de la cima del mundo, que ves que derrite hermosura en el gris silencio.

Si intentaran tirar tu puerta, sin saber que la pobreza habita en ella y que el hambre saluda cada día a una nevera vacía de saciedad.

Si pudieran entender que robar es alimentar a la bestia capital, que nos vuelve unxs contra otrxs, siendo él quién nos devora a todxs.

El frío se cuela por la rendija, y la ropa ya no abriga, la gélida saliva se desliza por la piel necrosa de una muerte anunciada.

Gira y gira la vida, como si algún día fuera a cesar el viro del movimiento inusual … en continuo albedrío.

Lo cierto es que llegará demasiado pronto para marchar, demasiado tarde para regresar y toda la oscuridad envolverá.