Grito de silencio

Palabras robadas al viento, y las focas aplaudiendo en sus glaciares mientras son apaleadas con desencanto.

Sílabas separadas del vientre y sus manos revolviendo placenta en busca de iterar eternamente presencia.

Sonidos mascullados entre dientes y oídos adorados de sarpullidos, inmensos en el escuchar con sus tapones de vacío.

Los relatos del futuro abandonados por iterar versos de nadie, pero ese nadie es alguien y reconoce a sus hijos entre diferente manada.

Todo bien guardado pendiente de ver cómo la tinta se larga por el basurero de lo muerto y como muestra a la usura intentando robar alma en lucha.

Seguid aplaudiendo saqueo de armarios, continuad lamentando los muertos sin orilla, permitid que los bolsos de la creación se rompan frente la playa.

La muerte os acogerá entre lo oculto bajo las maravillas que ahora en vuestro gélido desierto al unísono sonido del silencio aplaudís con ímpetu de ignorancia.

Las focas han sido cazadas en la grada de la traición, no pudieron salvarlas cuando intentaban llegar a tierra muerta.

Nada fue posible entre el grito del silencio.

Deja un comentario