Escondido en la noche

Corren los vientos en busca de su nombre, para borrar los fríos del despertar sin cumbre, la noche huye después de congelar al viejo hombre.

No gritan las calles, no lloran voces, un pobre estalla en la boca de cartones, nadie vela rigidez de la pobreza que clama al cielo tierra que brote.

El Invierno se llevó entre los bordes de una acera los cuentos de lo vivido bajo la tristeza de lo consentido, tejados de estrellas lo miran rígido y frío.

Deja un comentario