La fuerza de la rabia

Dobla delicado corazón encorvando bello amanecer entre las cornisas del apacible viento.

Brisa de voces corretean entre sus pasillos, hablan entre jadeos del último grito lanzado al acantilado de los signos.

Símbolos de una tempestad danzarina entre ráfagas, instantes de un tiempo rotos por voces carentes de eco.

Gritos a la libertad escondida entre zarzas de normas, cadenas invisibles que preparan para cargar furia a mochila camino de un principio.

La última fuerza de la rabia, camina sola entre el arrecife de las fauces de la imposición, normas … que van agotando corazón.

La rabia son miles de gotas cayendo sobre un pétalo de Verano.

Deja un comentario