La rosa del silencio

Voces callaban los secretos del alma, escondidos sobrevivían apenas un viento entre la memoria de las horas.

Agazapaban lo oculto tras el bosque más profundo, resguardando tesoro entre el silencio de la noche, bocas apartadas bien presentían.

Eternas noches contaban historias, dónde quedaron aquellos silencios, dónde dejaron reposar el dolor de la palabra en la cuna del miedo.

Sobre boca una rosa, la nada posada sobre labios vacíos de silabas, fallecía Invierno y el Verano de nuevo escondía sus días.

Ven aquella belleza como la única que podría guardar tesoro, escondida entre pasionales pétalos nacía la rosa del silencio.