REGRESO

Dos poemas, dos instantes, dos poetas, un corazón.

Con el corazón en la mano,
vuelvo a la paz y tranquilidad del hogar,
cuelgo cada recuerdo guardado,
coloco cada beso en su cajón,
tatuó mi ropa en el armario de la vida.

Y regreso,
con la sensación de nunca haberme ido,
con el estimulo de perpetuar ese amor,
con el deseo de realizar un sueño.

Y olvido,
para poder sobrevivir a la ira,
para ser feliz en cada minuto que pueda,
para sentir el mundo como parte de mí.

Y sueño,
con ser lo que soy,
mantener mi alma pura,
disfrutando del duro caminar.

Y sonrió,
cuando la razón toma posesión,
de su trono y reino,
un tenías razón,
se desliza por la cabeza hasta la boca,
y un pesar de saber que otra vez,
la diana sonó.

Y estoy,
por fin …
aquí,
con el amor a mi vera,
disfrutando de esta corta senda,
llamada vida.

(MIO DCLXXV)


Corazón en la mano,
vuelve el sosiego al hogar,
cuelgo cada recuerdo guardado,
colocando cada beso en su cajón,
ordeno la ropa en el armario callado.

Regreso con la sensación de nunca haberme ido, estímulo de perpetuar amor en el deseo de realizar aquel sueño.

Olvido,
sobrevivo a la ira,
para ser feliz en cada minuto que rueda sintiendo mundo parte de sí.

Sueño con ser lo que soy,
mantener alma pura,
disfrutando del duro caminar en la escuela sin oración.

Sonrio cuando la razón toma posesión
de reino, tenías razón,
se desliza por la cabeza hasta la boca,
escuchando otra vez diana sonar.

Estoy aquí,
con amor a mi vera,
disfrutando de la corta senda, viendo las hojas caer.