Lucha

Mi lucha de defensa de unos derechos no van de un día, van de 365 días, no necesito que me digan que soy mujer y que sufrimos la desigualdad, la violencia y la ira, yo sé lo que es.

No necesito un carnet para declararme que soy poeta, lo soy.

No necesito pancartas que me digan que he escrito el mejor poema del mundo, ya está escrito, en lxs lectores que leen un poema … para ellxs es el mejor del mundo.

Necesito que llegue la igualdad, que mis hijas no lleguen tarde a sus sueños porque un hombre les ha dicho que no pueden, que nadie les digan que todo lo que hacen es menos válido por ser mujeres y que son peores por su condición genética.

Quiero que todo cambie, pero el cambio empieza en tu casa, en tu cabeza y yo no puedo entrar dentro de ella.

Tus tataranietas te lo agradecerán, derriba ese muro, ve a la mujer como igual y no como la culpable de tus acciones, sólo tú eres responsable del camino que emprendes.

Las mujeres de tu camino te verán con otros ojos, el de la igualdad.

Nació como un escrito y corrió a los brazos de la eternidad entre versos del sentir.