Venus

Qué sucede en mi cuerpo, se pliegan dudas sobre si mismas, se erosionan los sueños en cada día que pasa y se mueven mis cimientos como si el mundo temblara.

Las líneas de mi pensamiento se curvan desesperadas por no encontrar hueco donde dejar volar palabras.

Perfectos paralelismos surcan mis huellas y buscan cruzarse en el Olimpo de la espera con el silencio en mis oídos susurrando silbido.

El mundo que piso se mueve tan rápido que apenas puedo seguir su paso, tropiezo montañas y dejo surcar colinas con sólo una sílaba perdida.

La temperatura de mi piel estalla en miles de poros buscando saltar las alambradas de la sociedad, y las salto, sangrando tinta en algún nuevo mar.

Coloco la nieve sobre mi cuerpo y letargo, alguna señal volverá a despejar tanta incógnita, puede llegar hasta cansar… tanto movimiento sin caminar.

Deja un comentario