Sueños

Si tus recuerdos nunca existieran y los sueños fueran realidad, un mundo hecho a medida de una lejana existencia.

Si los sueños se confundieran en las imágenes creadas por parlantes voces, disminuyendo vida en eternos movimientos buscándole entre sus párpados.

Cuando le ví entre borroso recuerdo, los dioses egipcios jugaban con su boca entre mi vientre, sólo la lógica pudo traer tus manos hacia las tormentas.

El deseo se colocó entre ellos, buscando su lugar entre las emociones de los símbolos, paredes desaparecían ante mí.

La noche tomó el día, las formas se confundieron con los temores despiertos, la lucidez de vencer los miedos buscó la pregunta entre la luz de una estrella.

Se ha pasado la noche en su laberinto perdida entre tus ramas, descansa entre las hojas y se deja acariciar por la lluvia de canciones.

Ahora, está cansada y vuela entre la luz de un Viernes sin saber que depara la luz de una ventana abierta a la esperanza.

Deja un comentario