Rezo a la marea

Te lanzaron al mar, tocaste con las cenizas libertad y en la aguas pérdidas se esfumaron los rezos, no dejaron llorarte.

Hablo con la marea, le cuento que el tiempo me ha quebrado recuerdo y si ahora mirara, lanzaría con su llama bien lejos la mentira anclada en su cama.

Pido perdón por no haber puesto remedio, escuchar la voz de la bruja y dejar la escoba sin su tumba, entre el polvo de una espera.

Ahora miro horizonte, donde escondieron palabra, rezo una vida en cualquier orilla, esperando ser escuchada entre las sirenas que se escapan.

Ella está en todas las orillas.

Deja un comentario