Atentado a la vida

Muy triste ver la necedad humana caer entre los olvidos de la historia, alzar las alas a la muerte y dejar sus balas caer sobre la belleza del amanecer. Estoy triste de la falta de empatía, de ver como el egoísmo humano se come eso, lo humano y escribo palabras para traducir tanto lloro y los veo queriendo asesinar la bondad de una mano sobre el pincel, la voz sobre la palabra y apagar la música del mundo. Estoy triste por ver a los buitres esperar la primera hora de sangre caer para lanzarse y traer el hambre de cuerpo a los que ahora se hartan de mentiras escondidas bajo sílabas. Los veo justificar cualquier saco de vida rompiendo ajeno y alzar manos al viento acusando a quien alza voz y recuerda … sin vida… no hay libertad ¡ Ay! tristeza cuantos ciegos de recuerdos, cuántos orgullos de dolor y tanta ignorancia de mundo, toda en sólo una sola imágen eso si, con guardaespaldas de palabra.

Deja un comentario